Aprende a construir una cultura basada en datos para tu empresa

Enrique Besa | dic 12,2018

Puede que muchos gerentes y CEOS de nuevos negocios consideren que trabajan con una cultura basada en datos solo porque generan muchos reportes de trabajo o tienen dashboards de toda la compañía.

 

Pero la realidad es que no tiene por qué ser así. Una cultura basada en data significa que el progreso de la empresa efectivamente es medido con datos y no con la intuición o experiencias personales.

Esto hace referencia a una empresa basada en la información, donde los datos duros son el centro de la toma de decisiones y éstos son usados de la manera más eficiente posible. Además, son un factor clave a la hora de tomar acciones sobre temas importantes para la compañía.

¿Por qué convertirte en una empresa basada en datos?

 

Decidir cambiar la cultura organizacional de tu empresa es un paso que puede sonar arriesgado y complejo, y nadie dice que no lo será.

 

Pero si te contamos que según un el informe de KPMG Going Beyond The Data, Turning Data From Insights To Value, un 81% de las empresas norteamericanas que trabajan con data confían en esta estrategia para tener mejor conocimiento sobre sus clientes .

 

¿Te entusiasmas ahora a aplicarlo?

 

Si aún te faltan motivaciones, aquí te damos algunas razones para intentarlo:

 

1. Reducirás costos

 

Al rastrear información importante, como las ventas y gastos mensuales o anuales, podrás encontrar patrones de comportamiento de la empresa y ver claramente en qué momentos el mercado se mueve más lento cuáles son los meses o días más complicados.

Con estos parámetros, puedes tomar decisiones sobre las actividades de la empresa, como fijar precios, la organización de los trabajadores dependiendo de la época y, de esta manera no invertir en situaciones o momentos que no son los más convenientes.

 

2. Tomarás decisiones con respaldo de datos

 

En ambientes competitivos, las compañías que son capaces de adaptarse rápidamente a los constantes cambios del mercado son aquellas que finalmente sobreviven y triunfan.

Si quieres que tu empresa entre en el nicho, es esencial que la toma de decisiones esté netamente basada en el análisis de los datos recolectados, en vez de basarse en instintos y experiencias personales.

 

¿Qué quiere decir esto? Que es fundamental contar con pleno conocimiento y entendimiento de todo lo que sucede en cada sector de tu empresa y que puede estar afectando al negocio.

Trabajar con data ayuda a definir y medir los KPI de toda la empresa para así llegar a la toma de decisiones de manera fácil, rápida e inteligente.

 

Trabajar con data te dará respuestas a preguntas complejas como por ejemplo:

 

-¿Qué pasó?

-¿Por qué pasó?

-¿Qué se debe hacer para solucionarlo?

 

3-Podrás lanzar nuevos productos y servicios con más confianza

 

Al momento de tomar decisiones de ventas, confiar en tus instintos puede sonar bien, pero no es lo más aconsejable.

 

Para tener una idea más acertada de lo que tu público espera y necesita, existe una gran piscina de datos con los que puedes trabajar. Y lo mejor, es que es información real, casi tangible.

 

Aprovecha los rastros de información que dejan las personas en las redes sociales, escucha lo que piden y trabaja con los datos, no con lo que crees que ellos esperan.

 

Por esto, antes de invertir grandes cantidades de tiempo y dinero en expandir tu mercado, la información disponible ( a la que puedes acceder transformando tu empresa en una data driven company) te puede ayudar no solo a identificar cuándo debes lanzar un producto o campaña, sino que también qué es lo que se espera y qué cosas tendrán más éxito.

Ahora que ya estás un poco más entusiasmado, ¿Quieres saber cómo crear una cultura data based en tu empresa??

 

Las compañías que han implementado una cultura basada en data exitosamente, gozan de un montón de beneficios y son las que logran sobrevivir en la economía global acelerada en la que nos movemos a diario.

 

Pero, ¿cómo es que una empresa comienza a trabajar con data?. Si bien podemos encontrar muchas respuestas a esa pregunta, la más acertada sería contar con una estrategia lo suficientemente fuerte para posicionar el uso de data en el corazón de la compañía.

 

Te enseñamos algunos tips para hacerlo:

1. Define y planea tu estrategia

 

Convertirse en una empresa con cultura de datos no sólo significa introducir nuevos procesos y tecnologías, sino que es necesario también hacer una revisión exhaustiva de la forma de trabajo que se lleva.

 

Crear una nueva visión sobre qué dirección está tomando la empresa, permite que todos trabajen alineados hacia un objetivo en común. Además, es importante comunicarle al equipo que comenzar a trabajar con una cultura de datos no es el fin, sino el medio para llegar a éste.

 

Construir una estrategia de datos no es un trabajo simple, recomendamos apoyarte con una hoja de ruta para identificar de una forma más sencilla a las personas, procesos, datos y gastos que serán necesarios para la transformación que esperas darle a la empresa.

 

2. Construye un equipo de trabajo que sepa del tema

 

Prioriza la contratación y apoya al talento adecuado para hacer crecer tu cultura de datos.

Busca candidatos que estén abiertos a aprender y a dominar una amplia variedad de habilidades tales como conocimientos cuantitativos y técnicos, estudios de negocios y diseño de procesos, consultoría y además deben ser capaces de capacitar y ayudar a otros.

 

3. Que los datos sean un tema habitual y recurrente

 

Si estás buscando hacer un cambio de raíz y que abarque a todo el equipo, el método más efectivo para comunicarle a tu compañía que el uso de datos es importante, es hacer que los cargos directivos comiencen a utilizar una estrategia basada en data.

Aunque suene obvio, el líder de una empresa es el ejemplo para muchos. Si el jefe comienza a implementar los datos en su rutina de trabajo, es muy probable que el resto del equipo se sienta motivado a hacerlo.

 

Conclusión

 

Hacer cambios radicales en una empresa puede ser una opción aterradora. Es algo parecido a partir de cero, pero cuando ese cambio viene respaldado por estudios y ejemplos que dicen claramente como ésta reorganización de procesos mejorará el rendimiento, la mejor idea es aplicarlo.

Ningún cambio se puede hacer de la noche a la mañana, debes preparar la estrategia, comunicarle al equipo la decisión y poner la idea en marcha.

En definitiva, implementar una cultura de datos a tu empresa significa simplificar, acelerar y mejorar los procesos y su rendimiento. Si no te atreves a hacerlo de manera tajante, puedes trabajarlo de a poco con una plataforma especializada e ir planificando poco a poco con las funcionalidades a medida que se van necesitando.

 

ebook La organización centrada en los colaboradores

Suscríbete a nuestro blog

Posts relacionados

Revoluciona la gestión de personas en tu compañía