¿Por qué los softwares de gestión deben visibilizar los procesos blandos en las empresas?

Enrique Besa | dic 12,2018

Un aspecto fundamental en la administración de recursos humanos tiene que ver con mostrar lo que no puede verse a simple vista, oficializando aquellos procesos que aún siendo blandos o informales, son igualmente significativos para el funcionamiento de los equipos.


 Los programas de recursos humanos dirigidos a empresas que actualmente existen en el mercado, no siempre consideran aspectos más sensibles y menos técnicos como los procesos blandos o de razonamiento informales, que tienen que ver con las facultades del juicio y la intuición de las personas.

 

Esta falencia repercute en que los clientes muchas veces no están al tanto de su impacto negativo, hasta que descubren nuevos softwares de gestión que sí visibilizan estos procesos, siendo tanto o más significativos en el trabajo de administrar sistemas integrados por individuos en situaciones reales y cambiantes.

 

En concreto, un proceso bien diseñado y respaldado por un programa que imite lo que un buen líder hace de manera manual, permite gestionar situaciones menos complejas o tangibles, pero tan cotidianas que, de igual manera, fomentan la eficacia, eficiencia y mejora continua, tanto de los colaboradores como de los equipos de trabajo.

 

Fijación de metas y objetivos

 

Pese a que se reconoce abiertamente la importancia de fijar objetivos en las empresas, existe un gran vacío a la hora de conocer los parámetros que los definen, invertir tiempo suficiente en su planificación y comunicarlos de manera transversal.

 

Muchas veces, incluso, los colaboradores se enteran de las metas el mismo día que los evalúan. Por lo mismo, es clave que un software de gestión pueda resolver con transparencia sobre cuál o cuáles rumbos va a tomar la empresa.

 

En este sentido, una solución tecnológica de gestión de procesos blandos o informales, puede contribuir no sólo a que los equipos fijen y cumplan sus objetivos de forma exitosa, sino que también a que logren un mejor rendimiento. ¿Cómo?

 

  • Mediante el establecimiento de una cultura de metas, donde todo el mundo sepa cuáles son sus objetivos para un cierto período de tiempo y qué se debe hacer para lograrlas.

 

  • Con un sistema que permita a los equipos y colaboradores revisar, actualizar y comentar el cumplimiento de las metas a través de check-ins continuos.
  • Analizando el comportamiento de los indicadores para aprender, período a período, a mejorar la gestión de metas en la organización, impactando positivamente en los resultados.

 

Feedback continuo

 

Otro proceso blando o informal que es necesario formalizar con un software de gestión de recursos humanos es el feedback continuo de los jefes para que los equipos puedan retroalimentarse en todo momento.

 

A través del establecimiento de una bitácora para sistematizar el día a día laboral, el programa permite recibir retroalimentación después de los períodos de evaluación, imitando un proceso de feedback eficiente y que permite comentar planes de acción, así como entregar opiniones a los integrantes de los equipos o de la organización.

 

La comunicación fluida entre los miembros de un equipo que se puede lograr a través de esta cultura del feedback continuo, es clave para impulsar la colaboración y el reconocimiento dentro de las organizaciones. Asimismo, ayuda a canalizar correctamente el manejo de expectativas entre líderes, colaboradores y la empresa.

 

Con un programa que sólo cuantifica los procesos duros, no sería posible acceder a la retroalimentación constante, que a su vez fomenta el diálogo abierto y permite alinear intereses y aterrizar expectativas que cada miembro de la compañía tiene respecto de los demás.

 

Clima

 

Si bien existen más procesos blandos que un software de recursos humanos puede visibilizar, el clima organizacional es un factor que no se puede dejar de mencionar, en tanto influencia a los trabajadores de tal forma que puede llegar a repercutir en el desempeño de éstos.

 

Poder gestionar y sobre todo visibilizar el clima laboral, permite medir y mejorar continuamente el compromiso de las personas en una organización, pudiendo incidir en la construcción de un mejor lugar de trabajo.

 

A través de una plataforma que aplique encuestas de satisfacción acorde a un modelo predeterminado y permita la visualización de los resultados en tiempo real, se pueden detectar las áreas o equipos que necesitan atención, crear planes de acción, e incluso, monitorear en línea los cumplimientos.

 

Conclusión

 

Sin la visualización de los procesos blandos en una empresa, difícilmente se puede llevar a un equipo de trabajo o la compañía al siguiente nivel de desarrollo. Esto no puede ser omitido por los gerentes de recursos humanos, siendo tanto o más significativo en el trabajo de administrar sistemas integrados por individuos en situaciones reales y cambiantes.

 

En concreto, un proceso bien diseñado y respaldado por un programa que imite lo que un buen líder hace de manera manual, permite gestionar situaciones menos complejas o tangibles, pero tan cotidianas que, de igual manera, fomentan la eficacia, eficiencia y mejora continua, tanto de los colaboradores como de los equipos de trabajo.

 

Nueva llamada a la acción
 

Suscríbete a nuestro blog

Posts relacionados

Revoluciona la gestión de personas en tu compañía