Rocío Vargas febrero, 8 2024 13 min de lectura

Estilos de liderazgo que inspirarán a tu equipo a alcanzar metas

¿Sabías que liderar no consiste únicamente en dirigir y delegar tareas, sino también en inspirar, guiar y motivar a tu equipo? En el competitivo mundo empresarial actual, tu rol de líder es clave para el rendimiento y éxito de tus colaboradores y, por ende, de tu organización.

En este sentido, según la Cámara de Comercio de Madrid, el liderazgo es la capacidad de una persona para dirigir, guiar e influir en el comportamiento de otras, lo que, aplicado al trabajo, contribuye al cruce de la línea de meta por parte de la empresa.

¿Quieres saber qué estilos de liderazgo puedes aplicar? Acá te contamos cómo hacerlo y cuál es la importancia del factor humano en el éxito de las organizaciones.

 

 

¿Hay más de una manera de liderar? La respuesta es sí

La relevancia del cómo se lideran los equipos está en su capacidad de aumentar la productividad, a través de la motivación y la comunicación efectiva. 

Un buen líder destaca por motivar, resolver conflictos y comunicarse eficazmente, poniendo sobre la mesa el bienestar colectivo y el cumplimiento de metas comunes en pro del crecimiento de la organización.

Distintos autores y autoras a lo largo del tiempo han abordado la teoría de liderar, por supuesto, con diferentes enfoques. Acá te dejamos aquellos —que consideramos— son los principales estilos de liderazgo:

 

Liderazgo horizontal: un viaje colaborativo

Con miras a ser un modelo más colaborativo, el liderazgo horizontal apela a la confianza, al realce de los valores empresariales y de los colaboradores, y que actúa como una guía activa en la consecución de metas y realización de tareas.

Gracias a que existe un mayor nivel de comunicación e involucramiento de quienes dirigen los equipos, se impulsa a que ellas y ellos trabajen más cómodos e identificados con los objetivos. ¿Cómo? Participando de los procesos, lo que promueve que se sientan responsables del éxito y crecimiento de la compañía. 

 

Liderazgo situacional: adaptación en acción

El estilo de liderazgo situacional propone que un líder no tiene por qué adoptar un comportamiento autocrático, según lo que plantean el escritor estadounidense y experto en Management, Kenneth Blanchard, y el científico del comportamiento, Paul Hersey, durante los años 70, en la publicación académica “Teoría del Ciclo de Vida de Liderazgo”.

Incluso, los autores aseguran que, con un enfoque de liderazgo más democrático, los resultados serían incluso más favorables, gracias al impulso motivacional que recomienda este modelo. 

Pero este tipo de liderazgo no queda ahí. Usando esta teoría, la Universidad Internacional de La Rioja explica que existen 4 subcategorías:

 

  • Directivo: donde el líder “lleva las riendas”, por lo que asigna y delega tareas, supervisando constantemente. Por ejemplo, al guiar a un grupo de practicantes.
  • Persuasivo: similar al directivo, pero con espacio para recibir ideas de los colaboradores. Perfecto para nuevos talentos con ganas de aprender, ¡un camino hacia la autonomía laboral!
  • Participativo: como buen capitán de equipo, este tipo apunta a líderes cercanos, que asesoran, guían y que ayudan cuando se necesita motivar y recordar el valor de cada miembro.
  • Delegador: en esta categoría, el líder pasa a segundo plano, siendo un apoyo para los trabajadores, quienes asumen finalmente las responsabilidades. Ideal para equipos más expertos y autosuficientes, donde el líder confía plenamente en su equipo.

Pero, ¡ojo! Estos estilos son como un viaje: a medida que el equipo crece y va consolidando sus capacidades, tu forma de liderar y gerenciar evolucionará hacia menos dirección y más delegación. Eso sí, el tipo de liderazgo a ejercer dependerá del nivel de madurez profesional de tus colaboradores.

 

Identificando el estilo adecuado para tu empresa

Los especialistas indican que estos estilos son flexibles, aunque es quien ejerce el liderazgo el que tendrá que adaptarse según el peldaño de madurez en el que se ubiquen los colaboradores, según su disposición y experiencia profesional.

Para evaluar qué tan preparados están tus colaboradores para definir el tipo de liderazgo laboral que quieres implementar en tu empresa, puedes clasificar por niveles a los trabajadores. 

En el caso del trabajador con un nivel alto, podemos ver que es una persona competente, con buena voluntad, que combina conocimientos y habilidades con una actitud positiva y disposición para el trabajo.

Si bien, el colaborador que tiene un nivel moderado cuenta de igual forma con las capacidades necesarias, posiblemente no tenga la voluntad requerida. O viceversa: cuando algún miembro del equipo no tiene todas las habilidades necesarias, pero muestra compromiso y disposición a la tarea.

¿Y existe un nivel bajo?, te preguntarás. Esto se da cuando el colaborador carece tanto de habilidades como de la actitud necesaria en el trabajo. Sin embargo, un líder puede ser capaz de revertir la tendencia y alcanzar la transformación de esta persona.

Con base en estas clasificaciones, puedes aplicar —en diferentes etapas e intensidades— uno o más tipos de liderazgo, según corresponda.

¿Te sientes preparado para asumir el reto? 

 

¿Qué herramienta puedes aplicar en tu organización para medir el liderazgo?

Ser un líder eficaz y productivo no solo depende de la capacidad, preparación e intuición; sino que también puedes apoyarte en la tecnología para superar los desafíos de empresas dinámicas y ágiles.

Una herramienta que te ayudará a reconocer y comprender a tus colaboradores sobresalientes es la Matriz de Talento, ya que así podrás visualizar sus capacidades y generar estrategias de retención o sucesión.

Esta forma de identificar el talento y medir el liderazgo, se transforma en un componente esencial a la hora de evaluar habilidades, dando paso a decisiones más informadas respecto al crecimiento y la retención de los colaboradores.

Que el líder tenga las herramientas y una visión completa de la forma en que avanza su organización para realizar un diagnóstico preciso y tomar la mejor decisión sobre las formas de liderazgo que debe adoptar, considerando el contexto y su equipo, es fundamental para el éxito organizacional.

 

¡Atrévete a ser un líder integral!

El liderazgo es clave para enfrentar los desafíos empresariales con estrategia y enfoque. Conoce a tu equipo, sus fortalezas, debilidades, y adapta tu forma de guiar a tus colaboradores. En una era llena de cambios, ¡los líderes resolutivos marcan la diferencia!

Pero, ¿cómo comenzar este viaje? Con nuestro software 360°, los líderes tienen la información que necesitan para tomar más y mejores decisiones en beneficio de la organización y sus colaboradores. 

A través de esta plataforma all-in-one, puedes gestionar la medición del clima laboral y el engagement en tu empresa, además de llevar el seguimiento del desempeño y las competencias de cada una de las personas que trabajan en tu equipo.

Ahora que ya tienes toda esta información, Impulsa, motiva y lleva a tu equipo al siguiente nivel. ¡El éxito está en tus manos! 🚀

 

Conoce Clima, Engagement y Cultura de Rankmi

 

Solicita una Demo

¡Agenda 30 minutos con uno de nuestros especialistas! Nuestro equipo estará feliz de conocer tus desafíos y preparar una demo personalizada.