Al momento de escribir este artículo, la OMS ha declarado que el Coronavirus COVID-19 ha terminado con la vida de casi 3 mil personas, hay más de 90 mil casos de contagio y se han paralizado actividades masivas alrededor de todo el planeta. Estos números, o la situación actual que está enfrentando Latinoamérica, podría alarmar a los colaboradores.

Lo que pasa dentro de la oficina no es lo único que puede afectar a tu equipo de trabajo. Los sucesos en su vida personal o la contingencia nacional e internacional, también pueden provocar efectos como estrés y ansiedad, que pueden afectar no solo a su salud mental y física, sino también a su desempeño en el trabajo.

En este caso, el panorama económico y político a nivel internacional ha sido remecido por el COVID-19, lo que podría afectar en mayor o menor medida a tus colaboradores. De acuerdo a un estudio realizado por la consultora McKinsey este año, se espera que la economía global sufra una desaceleración durante todo el 2020, afectando a todas las industrias y regiones del planeta.

Promover la comunicación entre los colaboradores es fundamental en estos casos. Si tu empresa no tiene un protocolo de contención ante contextos de emergencia, puedes comenzar a prevenir el estrés en tu ambiente laboral con algunos de estos consejos. Y si quieres aumentar la seguridad en tu espacio de trabajo, puedes compartir la siguiente infografía que preparamos para prever a tus colaboradores:

 

Covid-19_C (1)

1.- Promueve el trabajo remoto:

¿Sabes quién más puso esto en práctica? Twitter y Google, netamente como medida de prevención, aunque es probable que otras compañías también sigan su ejemplo. En caso de que tus colaboradores tengan síntomas de resfriados o gripes, puedes fomentar el trabajo remoto como una herramienta para aumentar tu flexibilidad laboral y darle tranquilidad a ellos como al resto de tu equipo en la oficina. Recuerda que la flexibilidad laboral y el trabajo remoto son dos de las características más valoradas por los colaboradores. Según un estudio de Buffer estos alcanzan un 99% de la fuerza laboral. 

2.- Fomenta políticas de contingencia en la empresa:

Si hay instituciones oficiales que entreguen recomendaciones de seguridad, como organizaciones internacionales u organismos gubernamentales, puedes implementarlas en tu empresa. Por ejemplo, si la OMS recomienda aumentar la sanitización, puedes poner dispensadores alcohol gel o utilizar gráficas que fomenten la higiene dentro de la oficina; incluso puedes sugerir la reducción del contacto entre colaboradores, como los saludos con las manos, para evitar cualquier tipo de contagio.

3.- Conversa con tus colaboradores:

Una buena comunicación con tus compañeros de trabajo es fundamental para entender sus verdaderas preocupaciones y para comprender cuáles son los puntos que hay que mejorar para entregarles seguridad. Si tus colaboradores dicen que se sienten afectados, o incluso estresados, por determinados factores de la situación actual, puedes comenzar un plan de acción express para atacar los factores que los amenazan. 

4.- Comparte solo información oficial:

Vivimos en una era donde la información se esparce muy rápido, sin importar si es verdadera o falsa, dando paso a la viralización de fake news. Los rumores de este tipo solo generan histeria colectiva entre las personas, lo cual es bastante dañino para el clima organizacional. Si vas a hacer cualquier tipo de comunicado al respecto hacia los colaboradores de tu empresa, preocúpate de entregar datos que provengan de fuentes oficiales.

Sentirse preocupado ante estas situaciones es natural, pero estar pendiente de ellas 24/7 simplemente no es práctico ni necesario. Protegerse del COVID-19 comienza con la prevención, y si todos los colaboradores en tu oficina cooperan para mantener un espacio seguro, entre todos podrán crear un mejor ambiente para trabajar.

 

¿Qué medidas estás tomando en tu empresa para prevenir el COVID-19?

Comentarios
0