Solicita un Demo

Una buena planificación de tareas implica preparación y se estructura en torno a una distribución óptima del tiempo disponible.

Sigue los siguientes pasos si bucas cómo planificar tareas en forma efectiva y llevar a tu equipo a mejores resultados.

 

Paso 1 - Definir los objetivos de mi planificación de tareas


La primera pauta para una buena planificación es claramente definir los objetivos a alcanzar y no desviarse de ellos. 

  • Los objetivos deben ser SMART (en relación a su siglas esto significa: específicos, medibles, alcanzables, realistas y oportunos).

  • Deben formularlos en términos positivos. Por ejemplo: "La implementación de la nueva modalidad de reuniones permitirá que nuestro tiempo se optimice de tal manera que logremos un mejor desempeño de equipo".

    Esto tiene implicancias positivas en la motivación de los participantes del proyecto.

Paso 2 - Fijar plazos

 

Cuando estableces un determinado lapso de tiempo estás creando sentido de urgencia para realizar las acciones a realizar.

 

En proyectos cortos (máximo 120 días)  es recomendable trabajar sobre una base diaria. En iniciativas de mayor duración la base podría ser semanal o quincenal.

  

Paso 3 - Identificar los principales obstáculos

 

Debes ser capaz de saber cuáles son los posibles problemas que pueden surgir en el camino. De otro modo no podrás planificar o adelantar estrategias para resolverlos.

 

Paso 4 - Identificar las habilidades y el conocimiento requerido

 

Determinar las habilidades y conocimientos de los responsables es necesario para su desarrollo efectivo y eficiente.

 

Paso 5 - Identificar los individuos, grupos y organizaciones con las cuales vas a trabajar

 

Acudir a la gente apropiada es encontrar la solución adecuada. Delegar y cooperar es clave para una planificación exitosa. Saber qué grupos e individuos son los más preparados para afrontar las tareas claramente da una ventaja enorme en esto.

 

Paso 6 - Desarrollo del plan de acción

 

Muchas de las tareas a adelantar deberán fraccionarse. Un plan de acción es el trabajo diario bajo condiciones de planificación previa, a modo de cronograma.

 

Estas condiciones contemplan desde las labores a desarrollar, el tiempo que se les dedicará y las personas que las ejecutarán, hasta las contingencias que se puedan presentar y sus posibles soluciones.

 

“La planificación apropiada evita una ejecución deficiente.”

 

 Solicita un Demo 

Topics: Desempeño

Suscríbete al Blog