Distingue entre aplicar una encuesta de clima laboral propia o una externa

Enrique Besa | abr 04, 2019

Ninguna empresa es igual otra. En cada organización, una serie de factores relacionados directamente con el tipo de trabajo que hace y la estructura organizacional de la misma determinan su satisfacción y estabilidad laboral.

Estas particularidades y sutilezas influyen de manera importante en las diversas tareas y procesos en la gestión de personas, entre ellas sondear el clima laboral.

Tales singularidades influyen en la aplicación de la encuesta de clima. Por eso te explicamos los aspectos a considerar para distinguir entre aplicar un cuestionario producido internamente o bien externalizarlo a un proveedor, y tomes la decisión correcta para la gestión de tu desarrollo organizacional.

 

Elegir el tipo de encuesta que ocupará tu organización para medir la temperatura del ambiente laboral requiere de una reflexión importante, que involucra tanto al liderazgo como el área de recursos humanos.

 

De principio, considera que aplicar una encuesta de este tipo implica más que hacer un cuestionario. Detrás de cada pregunta está el deseo de obtener información para mejorar los procesos internos, ejecutando un plan de acción abrazado por toda la compañía.

Por otro lado, debes decidir entre realizar todo de manera interna o externa. Por lo general, este proceso comprende:

  • Comunicar objetivo de la encuesta.
  • Diseño del cuestionario.
  • Aplicar la encuesta.
  • Recolectar resultados.
  • Tabular datos.
  • Crear reportes.
  • Presentar resultados.
  • Plantear planes de acción.
  • Ejecutar planes de acción.
  • Monitorear y medir avances.

La elaboración externa puede hacerse cargo de manera parcial o total de este proceso. En el caso del primer tipo, algunas empresas ofrecen únicamente una planilla de preguntas para aplicar, mientras que otras tabulan y realizan los informes, en tanto tu área define los planes de acción y el seguimiento.

Cuando el servicio es total, externalizas la secuencia completa, desde su composición hasta la analítica y monitoreo de planes de acción.

¿Cómo decidir entre una encuesta de clima propia y una externa?

Estos son los aspectos claves que debes evaluar antes de decidir el tipo instrumento para tomarle el pulso al ambiente laboral de tu empresa:

1. Madurez y tamaño de tu organización

Según el portal Info Capital Humano, las grandes empresas y las compañías transnacionales no aplican las encuestas de clima genéricas, pues no les favorecen.

Por ejemplo, dado su tamaño, Nestlé cuenta con todo un plan de gestión del bienestar que contempla acciones elaboradas desde la propia empresa para fortalecer a sus colaboradores, como puedes ver en su Informe Sobre Desarrollo Humano.

En cambio, si tu empresa no es tan grande o es aún muy joven, quizás te conviene más emplear sondeos estándar con la asesoría de un consultor en desarrollo organizacional. A medida que comienzas a detectar las necesidades particulares, entonces podrás dar el salto y operar con un proveedor externo de este servicio.

2. Flexibilidad y profundidad

Una buena encuesta diseñada por tu propio equipo de recursos humanos le hablará directo a tus colaboradores, ya que usará un lenguaje cercano, con referencias concretas del día a día en la empresa.

Además permite hacer preguntas específicas para obtener información a un nivel más profundo.

En cambio, al trabajar con una encuesta predeterminada debes ceñirte a la metodología del proveedor, por lo que es posible que llegues a un punto en el que los resultados no sean tan informativos o prácticos para ti.

Incluso, algunos externos no permiten que agregues preguntas que podrías considerar relevantes.

El caso es diferente si trabajas con un socio estratégico que no solo te ofrezca una herramienta para aplicar encuestas, sino que funcione con herramientas tecnológicas que ayuden a desarrollar la encuesta de manera más eficiente y esté dispuesto a intervenir en sus sondeos para incluir preguntas que suplan necesidades específicas de información.

3. Comparabilidad

En este aspecto, una encuesta externa te permite tener puntos de comparación con tu industria. Sin embargo, si tu empresa se desenvuelve en un nicho muy específico, o bien tiene situaciones de clima laboral muy específicas, funcionaría mejor la encuesta propia.

Pero a veces la comparación que hagas con rivales y la industria en general en materia de desarrollo organizacional aporta inteligencia crucial para el desempeño de tu negocio.

Entonces, debes evaluar si la encuesta interna o externa ofrece posibilidades de contar con esa data cuando procesas los resultados.

4. Validez metodológica

Si bien diseñar una encuesta de clima es complejo, no es imposible.

No obstante, es importante que el equipo de recursos humanos tenga conocimiento para medir lo que se propone, sin necesidad de copiar preguntas de otros cuestionarios y que sea capaz de llevar a cabo una correcta medición psicométrica, un concepto que es clave en la construcción de pruebas y otros instrumentos, explica el portal Recursos de Autoayuda.

De lo contrario, tu empresa corre el peligro de perder tiempo y recursos.

En este sentido, un proveedor de servicios de aplicación y seguimiento de encuestas laborales ofrece la certeza de que sus productos aplican modelos válidos y actualizados.

Conclusión

El principal objetivo de una encuesta de clima laboral es medir y disponer la información que necesitas para ejecutar planes de acción que mejoren los niveles de satisfacción en los colaboradores.

Por eso, es crucial que decidas entre aplicar una encuesta interna o trabajar directamente con un proveedor de este servicio, en particular un proveedor de software de gestión de este instrumento.

Para discernir entre uno y otro, es importante que consideres la madurez de tu organización, el grado de confianza con tus colaboradores, la profundidad del análisis a la que quieres llegar y el uso que harás de la información obtenida.

 

cta antes, durante encuesta clima laboral 1

Suscríbete a nuestro blog

Posts relacionados

Revoluciona la gestión de personas en tu compañía