Aprende a formular una estrategia competitiva para tu negocio en 2019

Enrique Besa | feb 02, 2019

Si bien las estrategias competitivas buscan conseguir una posición favorable en un sector determinado, es importante lograr diferenciarse por medio de una propuesta innovadora y que agregue valor.

¿Te ha pasado que tu negocio efectivamente tiene un diferenciador que vende, pero aún así no consigues obtener mejores resultados que tus competidores?

 

Lo importante es saber que para lograr una ventaja competitiva, existen tres posibles estrategias conocidas: ofrecer productos o servicios al menor costo de la industria, segmentación y diferenciación. En este blog hablaremos de una cuarta; la experiencia post venta, además de un quinto elemento clave que hace algunos años está tomando más fuerza, y que si aprendes a desarrollarlo de la forma correcta, podrás marcar una diferencia concreta en tu modelo de negocio.

 

La mejora de la posición competitiva en las empresas, debe ser por medio de la creación de valor. Generar un valor añadido en la estrategia de negocio, puede ser el elemento crucial para alcanzar el éxito competitivo, pero no es una tarea sencilla.

 

Revisa estas tácticas que te ayudarán a formular una estrategia competitiva de alto nivel.

 

1. Productos o servicios al menor costo de la industria

 

Una empresa tiene liderazgo en costos cuando en base a su eficiencia, produce con costos menores a los de sus competidores, pero manteniendo una buena calidad de los productos y servicios que ofrece.

 

Este tipo de ventaja basada en costos, permite que finalmente el negocio pueda reducir sus precios aumentando la cuota de mercado.

 

No obstante, esta estrategia exige una vigilancia constante de los costos, adoptando nuevas tecnologías para los procesos y reinventando constantemente en los equipos

Un ejemplo de empresas basadas en liderazgo de costos, son las compañías aéreas low cost. Si bien no cuentan con los mismos aspectos premium, comodidades y servicios exclusivos de las compañías aerolíneas más tradicionales, sí cumplen el objetivo principal que es volar, pero a un menor costo.

 

2.- Segmentación:

 

No esperes vender tu producto a todo el mundo. Lo importante es segmentar mediante nichos y un público objetivo.

 

Si tu empresa se restringe a una parte o segmento del mercado, y se especializa, será más eficaz que otras compañías que se dirigen a mercados más amplios y diversos, obteniendo así una ventaja competitiva.

 

Un ejemplo de segmentación, son las compañías de teléfono enfocadas a un público objetivo más joven que pagando menos, siguen recibiendo un buen servicio como las compañías más caras.

 

3.- Diferenciación:

 

Si bien este aspecto es básico, no siempre es fácil de conseguir. Diferenciación es lograr que el bien o servicio ofrecido se perciba en el mercado como único o exclusivo.

 

De este modo, los clientes estarán dispuestos a pagar algo más para este producto diferenciado, que puede basarse en las características del producto como tal (mejor calidad, diseño, exclusividad, material, estilo, características de seguridad, comodidad, usabilidad, imagen de marca, etc) o bien sus aspectos complementarios que lo diferencian del resto como la atención al cliente, el servicio post-venta, rapidez en la entrega, instalación, reparación, soporte, etc.

 

Lo importante para lograr ese punto, es encontrar la forma de resaltar atributos únicos en tu producto o servicio en comparación con los de la competencia. De este modo te estarás posicionando en la mente del consumidor como el número uno.

Un ejemplo de diferenciador es Apple, que más que ofrecer productos de lujo, venden una experiencia única para sus clientes.

 

4.-La experiencia del cliente:

 

Si bien adoptar diferenciadores en las características del producto o servicio puede ser una tarea compleja por la competitividad del mercado, hay un aspecto que pocas marcas están considerando al momento de buscar ventaja competitiva.

Hay un valor personalizado que cada empresa puede entregar para ser únicos: la experiencia de compra de los clientes.

 

Tiene sentido, porque para las empresa actuales una de las principales preocupaciones es mejorar la retención y fidelización de sus clientes, incrementar su satisfacción, aumentar las oportunidades de venta cruzada y recibir feedback positivo por los canales disponibles luego de una compra.

 

La clave está en entender que la experiencia de cliente hoy es fundamental para el éxito de un producto o servicio, ya que finalmente el tipo de relación se establece la marca con el cliente es lo único que la competencia no puede imitar.

 

En 2017, la consultora Walker concluyó que el 86% de los compradores están dispuestos a pagar más por una mejor experiencia del cliente. Además, para el próximo año (2020) se espera que la experiencia de cliente tenga mayor relevancia que el precio y la diferenciación del producto como tal.

 

Bonus

 

Análisis de datos: ¿Sabías que en promedio, las empresas solo analizan el 12% de sus datos? Esta cifra deja muchas oportunidades sin explotar, exponiendo el negocio a amenazas y pérdidas de oportunidades claves para su desarrollo.

Si implementas un modelo de negocios basado en la cultura de datos, notarás mejoras en la toma de decisiones, utilizando tecnología y aplicaciones que ayudarán a lograr tus metas y ser más competitivo.

 

Lo interesante de dar el salto a la digitalización en las empresas que usan procesos manuales, es que no hace falta grandes sumas de dinero para implementar softwares tercerizados que permitan agilizar las actividades mediante aplicaciones cloud.

Actualmente existen diferentes modelos de software en la nube con los que el usuario puede acceder a un amplio catálogo de servicios de forma flexible y adaptable según sean las necesidades y sin pagar demás.

 

Conclusión

 

Toda estrategia que se fundamenta a partir de una ventaja competitiva, es clave para evitar que los competidores imiten tu producto o servicio.

El mercado se ha vuelto cada vez más competitivo, incluso, algunos emprendimientos están creando necesidades en los consumidores que no existen, con tal de abordar un nicho específico.

Independiente cuál sea tu tipo de negocio, si sabes realizar una buena segmentación del producto, armar una estrategia de costos, agregar un diferenciador, generar una excelente experiencia y por sobre todo, dar el paso a la digitalización, podrás crear un valor añadido suficientemente atractivo para poder hacer frente a los competidores.

 

Las claves para hacer tu negocio mas competitivo 1

 

Suscríbete a nuestro blog

Posts relacionados

Revoluciona la gestión de personas en tu compañía