¿Por qué hacer gestión de desempeño?

Rankmi | oct 10, 2019

Sí llegaste hasta acá es porque seguramente te estás preguntando ¿por qué hacer gestión de desempeño? Si crees que por moda o porque se ve bien, entonces sigue leyendo y de seguro encontrarás las razones perfectas para implementar un sistema como este en tu empresa.

1.- Mejora las relaciones entre los líderes y los colaboradores

 

Una popular frase empresarial te puede ayudar a entender este razonamiento: “Los empleados renuncian a sus jefes, no a sus trabajos”. Y esto es así porque si tienes buenos líderes y colaboradores comprometidos es mucho menos probable que renuncien. Según la encuesta Gallup, el 50% de los empleados que renuncian, lo hacen por sus jefaturas.

 

Por eso es válido que te preguntes: ¿Se sienten cómodos tus colaboradores cuando te hacen una pregunta? Los empleados deberían tener el espacio para crecer y mejorar. Si mantienes relaciones tensionantes, ¿por qué un empleado desearía invertir en ella?.

 

Tener reuniones uno a uno de manera periódica con tus empleados, ayudará a formar una relación basada en la confianza y transparencia, podrás conocer sus sentimientos e intereses y podrá conocer los objetivos que juntos deben alcanzar. Además, este tipo de reuniones son ideales para detectar temas que en el futuro podrían transformarse en problemas.

 

Cuando se fijan las metas junto con tus colaboradores, estableces hitos medibles de su progreso y de su desempeño en la empresa. Así, como siempre decimos, el desarrollo personal se convierte en el éxito colectivo

2.- Crea un equipo de trabajo comprometido

 

Un sistema de gestión de desempeño efectivo, naturalmente te llevará a crear una buena relación entre los colaboradores y las gerencias. El compromiso generado con tus empleados lo puedes medir tanto cualitativamente como cuantitativamente. Un colaborador comprometido es entusiasta, está dispuesto a aprender y aporta al grupo. En cambio, una persona que no tiene ese sentimiento no comparte las ideas ni valores, dando el mínimo esfuerzo en su día a día. Finalmente, esto se puede traducir en frustración, desgano y hasta depresión.

 

Los empleados con altos niveles de compromiso aumentan su productividad, levantan el ánimo a todos y siempre está en búsqueda de entregar un poco más. Cuando a un colaborador se le da el espacio y reconocimiento, es creativo, innovador, un verdadero aporte al equipo. Esto porque entiende que su labor es importante para la empresa, ya que sus líderes se lo han hecho saber.

3.- El feedback instantáneo crea mejoras continuas

 

El feedback  es uno de los pilares de cualquier programa de gestión de desempeño. Por esto, si a la hora de realizarlo se hace con comentarios sinceros y fundamentados, el colaborador puede tomar conciencia de lo que realmente debe mejorar e implementará estos conocimientos en su trabajo. Sin esta retroalimentación directa -posible únicamente en una relación de confianza entre el colaborador y el líder- el empleado no tendría las herramientas para mejorar sus habilidades.

 

Según cuentan, Dich Grote, el presidente de Grote Consulting, aún conserva su primera evaluación de desempeño, cuando tenía 22 años. Él obtuvo una calificación deficiente, pero con detallados comentarios de su jefe, Ray.

Suscríbete a nuestro blog

Posts relacionados

Revoluciona la gestión de personas en tu compañía