Las 5 claves que hacen la diferencia en un software de recursos humanos

Enrique Besa | dic 12,2018

Uno de los principales factores diferenciadores que puede tener un software de recursos humanos es el servicio de acompañamiento que ofrece a sus usuarios en todas las etapas de la implementación. En términos concretos, ¿qué cosas le dan valor agregado a esta herramienta? Aquí te contamos las claves.

 

 

Más allá de los aspectos técnicos que un software de recursos humanos entregue, hay puntos complementarios que determinan si esta plataforma tiene o no éxito en una empresa. Por ejemplo, si el desarrollador posee el know how del área, podrá construir una estructura que se adapte a las necesidades del cliente.

 

Rankmi ya tiene más de 100 clientes, 500 mil usuarios distribuidos en 8 países. Muchos de ellos, lo que más valoran es la calidad de su servicio. En esto, factores imprescindibles son lograr una buena primera experiencia de usuario o prestar asesoría en el uso diario.

 

Estas son algunas de las claves que destacan a un software de Recursos Humanos por sobre su competencia:

1. Conoce y entiende las necesidades del cliente

 

 

En este sentido, Felipe Cuadra, Gerente de Consultoría de Rankmi, explica que es fundamental que en el equipo haya alguien que conozca las necesidades del cliente de primera mano. “Por ejemplo, nuestros consultores vienen del ámbito de Recursos Humanos y así como también el equipo de ventas. Esto hace que conozcamos en profundidad las necesidades del área. Además, nos preocupamos de fijar objetivos claros y al final del proyecto chequeamos que esos objetivos se hayan cumplido”.

 

Asimismo siempre mantienen “la oreja pegada al piso”. De esta manera pueden entender cuales son las tendencias en el área, lo que se viene más adelante y tienen respuestas actualizadas para sus clientes.

 

 

2. Ofrece un servicio adicional a la compra de la solución tecnológica

 

 

En la industria, cualquier servicio adicional es considerado materia aparte. Cuando el cliente necesita agregar expertise a la tecnología, frecuentemente debe solicitar una consultoría adicional. Esto agrega costos a proyectos que ya tienen presupuestos establecidos.

“En Rankmi creemos que este modelo no funciona y nos las jugamos por integrar la expertise en cada una de las implementaciones, sin costo adicional. Creemos que sin esa expertise no podemos entender a cabalidad los objetivos del cliente, y si no los entendemos, difícilmente podemos ser aliados en cumplirlos”, afirma Cuadra.

 

Lo ideal es que durante todo el proceso, desde el primer acercamiento, se agregue valor al cliente. “Nosotros compartimos lo que vamos aprendiendo en cada proyecto con todos nuestros clientes, incluso con los que deciden no comprar nuestros servicios”.

 

 

3. Diseña el set up a la medida del cliente

 

 

La flexibilidad de la herramienta es crucial en su buena acogida. La idea es que la plataforma pueda absorber rápidamente los datos del cliente. En el caso de Rankmi, cuando una empresa tiene claro lo que quiere hacer, la principal preocupación es absorber su proceso de forma eficiente y luego aportar la experiencia para hacerlos más ágiles y útiles.

 

Por otro lado, en empresas que no tienen claro cómo hacer las cosas, es preferible concentrarse en el por qué. En estos casos es más fácil asesorar a la empresa en la construcción de un proceso que responda claramente a sus objetivos y expectativas.

En cuanto a la adaptación a las necesidades del cliente, es importante que el software pueda llevar a cabo diversos procesos.

 

“En Rankmi, nuestra arquitectura permite que cada vez que encontramos una nueva manera de hacer las cosas, todos nuestros clientes ganen con esa flexibilidad. En caso de que los clientes quieran hacer algo que no podemos y esto beneficie a todos nuestros clientes, lo incluimos en nuestro pipeline. Así nos mantenemos vigentes y compartimos mejores prácticas”  explica Felipe Cuadra.

 

 

4. Crea una buena experiencia de usuario

 

 

El sistema debe ser intuitivo y similar a los sistemas que los usuarios ya usan (como por ejemplo Facebook). Esto reduce los costos de entrenamiento y soporte. Por otra parte, el contenido de los procesos (competencias o preguntas que se realizan) debe comprenderse fácilmente y estar escrito en un lenguaje cercano.

 

Así lo explica Felipe Cuadra: “En una de las encuestas más popularmente usadas para medir el clima laboral, preguntan si trabajas en un lugar psicológicamente seguro. Como profesionales de Recursos Humanos, puede que nos cueste definir a qué se refieren con lugar psicológicamente seguro. Imagínate alguien de fuera del mundo de RRHH. Si la pregunta no se entiende, las respuestas son ruidosas y las métricas no sirven. Nosotros nos aseguramos que todo lo que preguntamos esté al alcance de los usuarios finales”.

 

5. Entiende las problemáticas

 

 

Según la experiencia de Rankmi, uno de los principales problemas de los clientes es la falta de tiempo. Las contrapartes suelen tener mucho más trabajo del que pueden hacer, y si tienen sistemas lentos y difíciles, esto se les hace aún más complicado. Por eso es necesario un software tecnológico que permita optimizar su trabajo y separar lo accesorio de lo relevante.

 

Conclusión

 

 

Hay ciertos factores que pueden hacer que una solución tecnológica se integre fácilmente a las áreas de trabajo y no todas dependan de las funcionalidades de la herramienta propiamente tal. Muchas veces el factor humano juega un papel crucial en este proceso de adaptación. Entregar soporte y la asesoría, hacer un set up adecuado o entender los contextos en los que esta se va a insertar, puede hacer una gran diferencia en la acogida que tenga un software de recursos humanos.

 

ebook La organización centrada en los colaboradores

Suscríbete a nuestro blog

Posts relacionados

Revoluciona la gestión de personas en tu compañía